Evita arruinar tu dieta en 5 pasos

Yo me he puesto a dieta muchísimas veces y todas las he abandonado. He bajado de peso al principio pero después volví a subir todos los kilos perdidos e incluso otros más. He intentado adoptar una dieta que no es compatible con mi estilo de vida. Es el cuento de nunca acabar.

Evita arruinar la dieta en 5 pasos

Clic para compartir en Twitter

Suscríbete para recibir más tips de dieta y ejercicio!

El problema con las tentaciones

La historia de las dietas ya la conozco bien. Empieza con que me decido a empezar una dieta para bajar los kilos de más. Muy bien. Al principio, todo va como esperaba. Un día, se me antoja algún alimento prohibido. Entonces, pienso que un día al año no hace daño y cedo a la tentación. Termino comiendo en exceso y luego viene el sentimiento de culpa. Basta con caer una o dos veces para que abandone la dieta. Esto me ha pasado muchas veces. 

snacks

Las tentaciones son algo natural e inevitable cuando decides cambiar tu alimentación. Son el producto de años de cultivar malos hábitos e incluso provienen del aburrimiento. He descubierto que la única forma de evitarlas para siempre es cambiando tu forma de pensar. En realidad, los antojos están en tu cabeza y no en tu estómago. Así como entrenas tu cuerpo, también debes entrenar tu mente. Te diré cómo le voy a hacer.

A partir de hoy, cuando sienta el impulso de comer algo que no entra en mi dieta, me detendré a pensar un poco y me haré las siguientes preguntas:

1. ¿Qué es lo que se me antoja?

Cuando comenzamos una dieta, tenemos que luchar contra años de malos hábitos. Hay que cambiarlos. Antes de ceder al antojo, hay que detenerse. Piensa qué es lo que te está pidiendo tu cuerpo. ¿Se te antoja algo dulce o salado? ¿Algo grasoso o crujiente? ¿Tienes sed? Identifica bien qué es lo que estás pidiendo.

dieta7

2. ¿Por qué se me antoja eso?

Es necesario analizar si de verdad tienes hambre o si solo es la costumbre de comer algo. ¿Haz comido lo suficiente o te estás matando de hambre? ¿Estás aburrida o viste algo en la televisión? ¿Tienes síndrome pre-menstrual? ¿Estás nerviosa,tensa, preocupada o triste? ¿Has dormido bien? ¿Estás cansada? ¿Has tomado suficiente agua? El objetivo de analizar tu antojo es darse cuenta si de verdad tienes hambre o si solo tienes el impulso de llevarte algo a la boca. Si es que tienes hambre, debes ajustar tu dieta. Si solo es un impulso, entonces hay que romper el hábito.

binge1

3. ¿Qué puedo hacer en vez de ceder a la tentación?

Toma un vaso de agua. Sal de la cocina. Haz otra cosa que ocupe tu mente. En 15 ó 20 minutos, el antojo se irá. No permitas que los antojos te controlen. Tú puedes controlar tu mente para que no te torture con una tentación tras otra. Tu cuerpo no te pide ingerir galletas, pasteles, dulces, papas saladas ni refrescos. Nada de eso es nutritivo, solo te engorda. No caigas en la trampa de consumir alimentos “light” o “sin azúcar”. Estos productos no te ayudan a romper el hábito, solo te impulsan a seguir comiendo de más. Si tienes muchas ganas de comer algún postre, guarda ese antojo para un solo día de la semana. Por ejemplo, te puedes dar un lujo el domingo y disfrutar de una rebanada de pastel con tu café.

dieta_mente

4. ¿Qué hago si ya caí en la tentación?

No te tortures. Los malos hábitos se formaron durante años y no los vas a romper en unos cuantos días. Lo importante es que no abandones tus metas. Si te comiste una barra de chocolate, no vas a arruinar tu dieta ni tus esfuerzos. Sin embargo, si te comes una o varias barras de chocolate todos los días, entonces sí tendrás problemas. Ceder a una tentación no debe ser un pretexto para volver a abandonar la dieta. Acepta que algunas veces vas a caer, pero puedes levantarte y seguir adelante. Con un poco de esfuerzo, pronto verás resultados y las tentaciones ya no te asaltarán como antes. 

processed6

5. ¿Cómo evito las tentaciones?

Asegúrate de estar comiendo lo suficiente. Para bajar de peso, debes reducir la cantidad de alimentos procesados que consumes, pero procura que en su lugar consumas alimentos que sean nutritivos y que te llenen. Come muchas verduras y cereales enteros, como la avena, para que te sientas llena y no te de hambre. Come también proteínas en cada comida (carne, pollo, pescado, leche, huevo, leguminosas) para que no te sientas débil. Programa lo que vas a comer entre comidas y ten todo listo para que no caigas en la tentación de simplemente abrir una bolsa de papas. Evita lo dulce y lo salado a toda costa, porque esos alimentos te impulsan a seguir comiendo más y más. Toma 8 vasos de agua al día para que no confundas el hambre con la sed. Ya no adquieras galletas, pastelillos, papas, helado, refresco y otras golosinas cuando vayas de compras. Ten fruta a la vista para que sea fácil consumirla. Con un poco de organización, ya no tendrás la necesidad de buscar un paquete de galletas cada vez que tengas hambre o un antojo. Por último, procura dormir por lo menos unas 6 horas cada noche, ya que la falta de sueño altera tu metabolismo. 

M1
M1

¡Sigue adelante!

Recuerda que lograr tus metas es tu objetivo. Caer en una o dos tentaciones no tiene por qué arruinar todo tu esfuerzo. Lo importante es no permitir que una o dos caídas se conviertan en un fracaso definitivo. Si te perdonas a ti misma después de cometer un error, podrás obtener algo positivo de ello. Podrás hacer algo distinto para no volver a cometer ese error. Claro que vas a seguir cometiendo errores, eso es de humanos. No obstante, es posible avanzar a pesar de tropezar muchas veces. Si te caes, vuelve a ponerte de pie y sigue adelante. Sigue con tu dieta y tu rutina de ejercicio, no importa que hayas cedido a la tentación. De este forma, tendrás éxito y lograrás un cambio permanente. ¡Nunca te rindas!

¿Qué te parece? ¿Crees que esto te ayude a mantener tu dieta?

Si has caído en demasiadas tentaciones, lee cómo recuperarte de los excesos.

Lee otro plan para evitar caer en las tentaciones.

Anuncios

2 comentarios sobre “Evita arruinar tu dieta en 5 pasos

  1. […] Mira, la voluntad es como un músculo: entre más la ejercites, más fuerte se vuelve. Si nunca intentas vencer las tentaciones, pues nunca lo vas a lograr. Claro, al principio será difícil, pero pronto verás que te es más fácil evitar lo antojos. Además, estoy segura de que ya has tenido voluntad antes. ¿Has terminado tus estudios? ¿Has logrado aprender algo nuevo? ¿Te has obligado a levantarte a pesar del cansancio para atender a tu bebé? Todo eso requiere voluntad, y mira lo que has logrado. Te dejo este artículo acerca de cómo vencer los antojos. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s