Pudín de Chía con Chocolate

¡Hola! ¿Cómo están?

Como saben, yo me esfuerzo por llevar una alimentación sana, pero veces me ataca el antojo salvaje de comer chocolate, o por lo menos un postrecito. ¡La verdad, es que el chocolate me encanta! Sin embargo, odio caer en la tentación de comerme un pastelillo o un helado o algo así. Lo que sucede es que después de comer un postre repleto de azúcar, no me siento muy bien. Todo está de maravilla a la hora de comerlo, pero cuando se me baja el nivel de azúcar, viene el malestar físico. Eso es lo que me pasa cuando como algo dulce.

A pesar de mi fuerza de voluntad, seguía con la necesidad de encontrar una buena opción de postre, pero tenía que ser algo que me quitara el antojo sin estar cargado de azúcar. ¿Qué podría hacer?

Yo había intentado hacer pudín de chía antes, pero el resultado no fue muy grato que digamos. ¡No me gustó nada! Por suerte, hace un par de días encontré una buena receta en este blog: https://www.bloglovin.com/blogs/nutrition-nut-on-run-1741540/slightly-sweet-chocolate-chia-pudding-4389741254/.

Debo decir que esta versión del pudín de chía me pareció deliciosa. ¡Por fin encontré un postre sano y con poca azúcar! Experimenté un poco con la receta y creo que me ha quedado bastante bien. Si te encanta el postre pero te preocupa mantener tu peso o tu figura, te recomiendo esta receta.

Ingredientes

1/2 taza de leche de almendra o de coco

2 cucharadas de chía

1 cucharada de miel

1 cucharada de chocolate en polvo

1 cucharadita de vainilla

1/2 taza de yogurt natural sin azúcar (opcional)

Fruta para decorar: fresas, moras, plátano, kiwi o la que más te guste (opcional)

Instrucciones

Es necesario dejar que la chía se remoje para que se pueda comer y para que adquiera consistencia espesa. Por la mañana, mezcla la leche con la chía y la miel en un recipiente. Cúbrelo y mételo al refrigerador. Debes dejar remojar  la mezcla durante por lo menos seis horas para que adquiera una buena consistencia, así que si quieres comerlo de postre, tendrás que prepararla temprano por la mañana. También la puedes dejar remojando toda la noche para comer pudín en el desayuno. Yo la he dejado remojando todo el día para comer el pudín en la cena.

M1
M1

Cuando ya vayas a comer el pudín, sácalo del refrigerador y añade la vainilla y el chocolate. Mezcla bien. Decora con la fruta picada.

M1
M1
M1
M1

Si quieres añadirle un poco de proteínas, agrega también el yogurt.

Este pudín en verdad que satisface mi necesidad de postre y de chocolate. ¡Es buenísimo! Tanto, que incluso a mi beba le encantó. Al día siguiente, preparé dos pudines, uno para mí y otro para ella. Los comimos por la tarde. ¡Muy buenos!

El pudín para mi beba lo preparé con leche normal, no con leche de almendra. Quedó muy bien y a ella le gustó mucho, la única diferencia es que la consistencia no es tan espesa. Sin embargo, el sabor es igual de rico.

M1
M1

Si te animas a preparar el pudín de chía, cuéntame cómo te quedó!

 

Anuncios

Un comentario sobre “Pudín de Chía con Chocolate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s