Historia de dos valientes guerreras

¡Hola a todas!

En este post, me voy a salir un poco del tema para platicarles acerca de dos mujeres que son unas verdaderas guerreras. Una de ellas es mi hermana Diana, quien se encuentra luchando contra un enemigo terrible: el cáncer.

Click para compartir en Twitter

Mi hermana Diana padece leucemia, la cual es un tipo especial de cáncer, ya que afecta directamente a la sangre. En todos los tipos de leucemia, las células malignas invaden la médula ósea, que es donde se producen las células de la sangre. Esto produce muchos síntomas, como sangrados, moretones, anemia, debilidad, pérdida de peso, fiebre e infecciones.

paciente con leucemia

Muchas veces, es difícil detectarla porque los síntomas se confunden con los de otras enfermedades. Por lo menos así lo fue en el caso de Diana. Tuvo que acudir a varios especialistas antes de que por fin le diagnosticaran de forma correcta, pero para ese entonces su sangre ya estaba invadida casi en un 75% de células malignas.

Por fortuna, logró a tiempo su ingreso en el Hospital General de México, donde ha podido recibir tratamiento de quimioterapia. No les voy a mentir, no ha sido un camino fácil. La quimioterapia tiene serios efectos secundarios, ya que destruye todas las células que se reproduzcan rápidamente. Esto quiere decir que destruye las células cancerosas, pero también destruye las células que recubren el sistema digestivo y la boca, las células del cabello y las defensas del cuerpo. Diana, por ejemplo, se ha vuelto vulnerable a las infecciones digestivas y ha perdido mucho peso, además de que se le ha caído su hermoso cabello negro azulado.

pacientes con leucemia

Sin embargo, ella ha enfrentado su enfermedad con admirable valor e increíble buen ánimo. Tiene una gran voluntad para salir victoriosa de esta pelea y estamos seguros de que lo puede lograr. Es cierto que ha tenido que vivir terribles y difíciles momentos, pero se ha sobrepuesto a ellos con sorprendente rapidez y entereza. Incluso ha conocido a nuevas amistades y compañeras de lucha, como las hermosas Palomita y Estrellita, y entre ellas se brindan apoyo y comprensión. Todas son guerreras fuertes y valientes a quienes admiro mucho. 

Lo cual me lleva a la segunda guerrera, mi mamá. Ella ha estado al lado de Diana desde el momento en que visitaron al primer especialista, hasta el día de hoy. Estuvo junto a ella y le sostuvo la mano cuando los médicos dieron el nefasto diagnóstico, y también estuvo presente durante la espantosa crisis de la primera quimioterapia. Ha estado apoyando y cuidando a Diana cada día y cada noche, sin querer separarse de su lado mas que por breves descansos. Mi mamá insiste en que ella no es extraordinaria, ya que afirma que cualquier otra madre haría lo mismo, pero en eso no estoy de acuerdo. Tal vez sea cierto que cualquier madre haría lo mismo, pero ella sí es extraordinaria.

apoyo a pacientes con leucemia

Esta lucha ha involucrado a toda nuestra familia. Mi papá, mi hermana menor, mi esposo y yo hemos puesto todos los recursos a nuestro alcance para ayudar a Diana a salir adelante. Sabemos que aún falta mucho camino por recorrer, y que no será fácil, pero estamos dispuesto a seguir acompañando a mi hermana hasta donde ella lo necesite. Tampoco nos vamos a dar por vencidos.

Diana también tiene la gran fortuna de contar con el apoyo de su pareja, Raúl. Él tampoco se ha querido separar de su lado. Supongo que para algunos sería más fácil alejarse y no tener que vivir esta triste experiencia, pero a todos nos ha sorprendido el gran amor que los une.

apoyo a pacientes con leucemia

Tanto para Raúl como para nosotros, la parte difícil ha sido encontrar donadores de sangre. Los pacientes con leucemia requieren de frecuentes transfusiones, y Diana ha necesitado hasta tres o cuatro donadores cada vez que ingresa al hospital para recibir tratamiento. A medida que pasan los meses, se ha vuelto más complicado encontrar amigos y conocidos que quieran y puedan donar sangre, lo cual es comprensible. No todo mundo llena los requisitos para ser donador, además de que estamos conscientes de que no es un favor fácil de pedir. Lo bueno es que hemos contado con la ayuda de muchas personas hermosas que han puesto todo de su parte para conseguir donadores.

La buena noticia es que el tratamiento de Diana está progresando bien, y eso nos llena de esperanza. Ella se encuentra con un ánimo enorme y con muchas ganas de luchar. Lo que más deseamos es que entre en remisión pronto para que pueda ser candidata a un trasplante de médula y así poder aspirar a una recuperación definitiva. En ese caso, mi hermana menor y yo nos someteremos a análisis para ver si somos compatibles con Diana. ¡Seguramente así será!

apoyo a pacientes con leucemia

Como les decía, falta mucho camino por recorrer y no será fácil, pero tenemos mucha fe y esperanza. Estamos muy agradecidos por las muestras de afecto que hemos recibido de nuestros familiares y amigos. Han sido meses complicados y dolorosos, pero estamos seguros de que Diana saldrá victoriosa de esta batalla y que podrá cumplir todas las metas de vida que se ha propuesto. No hay nada más que deseemos que verla vivir su vida sana y feliz.

Marzo, 2016

La remisión de Diana solo duró hasta noviembre, y debió regresar al hospital. Tuvo que pasar ahí la Navidad y el Año Nuevo, luchando contra varias infecciones y soportando los efectos secundarios de la quimioterapia.

En ese lapso, nos hicimos los análisis de compatibilidad y mi hermana menor resultó compatible con Diana. Esto nos dio a todos la esperanza de que se le pudiera realizar el trasplante de médula, y le dio nueva fuerza a Diana para continuar en la lucha.

En enero, por fin fue dada de alta, pero no estaba bien. Se encontraba muy débil y delgada. Sin embargo, estaba decidida a recuperarse antes de retomar la pelea.

Por desgracia, tan solo unos días después de estar en casa, tuvo que regresar al hospital. Su debilidad fue empeorando, aunque aún seguía decidida a luchar contra el evidente deterioro. La noche del 16 de marzo, Dios quiso llamarla mientras dormía, con mi mamá a su lado.

Mi hermana Diana ha dejado un vacío terrible en las vidas de todos los que la conocimos, pero también nos ha enseñado una hermosa lección de valor, fe y esperanza. Ella nunca se rindió. Se enfrentó a una terrible enfermedad con dignidad y con una enorme sonrisa en su rostro. Estamos muy agradecidos de haberla tenido con nosotros aunque solo haya sido por un corto tiempo. Te quiero mucho, hermanita. Hasta siempre.

Si conoces a una guerrera que esté luchando contra el cáncer, apóyala y dale ánimos para pueda ganar la batalla.

Anuncios

8 comentarios sobre “Historia de dos valientes guerreras

  1. Hola Fabi, me encanto tu post y conocer más acerca de la situación de Diana gracias a ti. Porque aunque estemos en ciudades distintas no dejo pensar en Diana y que continua luchando. Me llamó la atención tu comentario, respecto a las donaciones de sangre, hace tiempo yo tambien intente donar para la hermana de una amiga, pero lamentablemente, mis venas son muy delgadas y los doctores me dijeron que no podia donar ya que solo me lastimarian; aún asi, se encontraron donadores para la hermana de esa amiga, y espero que eso tambien continua en el caso de Diana. Muchos saludos prima a todos :3 felicidades por tan hermoso post.

    Le gusta a 1 persona

  2. Reblogueó esto en Fabi Maravillay comentado:

    Dios llamó a su lado a mi hermana Diana el 16 de marzo de 2016. Su historia nos enseñó una hermosa lección de fe, esperanza y valentía. En octubre pasado, publiqué esta entrada y le encantó. Hoy, la vuelvo a publicar en su honor.
    Diana, te voy a extrañar muchísimo. Estoy agradecida por haber tenido una hermana como tú, y nos veremos de nuevo algún día en el cielo. Te quiero mucho, hermanita. Hasta siempre.

    Me gusta

  3. Cuantísimo lo siento Fabi. Seguro que durante toda la lucha ella se sintió arropadísima por su familia y muy, muy querida. Siento en el alma el desenlace final. Un abrazo muy fuerte, sois unos luchadores! Y Diana fue siempre una campeona.
    Lo siento en el alma.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s