15 maneras de resistir la presión para no comer saludable

¡Hola, amigas!

Hoy les quiero hablar acerca de la fuerza más grande la naturaleza: la presión social. En específico, hablo de la presión social cuando decides cambiar de hábitos y ponerte en forma. Muchas veces, el problema no es tanto evitar los antojos, sino manejar la crítica de la gente que nos rodea. Dime la verdad: ¿Cuántas veces no has roto la dieta por darle gusto a alguien o por ceder a la presión social? ¡Pues no te preocupes! Hoy te diré qué hacer en esas situaciones.

15 maneras de resistir la presión para no comer saludable

Click para compartir esto en Twitter

Suscríbete para recibir más tips de dieta y ejercicio

¿A quién no le ha pasado?

Muchas veces, rompemos la dieta o abandonamos el ejercicio por ceder ante la presión de alguien más. ¿Te has visto en alguna de las siguientes situaciones?

  • Tu mamá o tu abuelita se ofende si no comes todo lo que te ofrece.
  • Tu amiga insiste en pedir un postre para compartirlo contigo.
  • Tus compañeros de trabajo organizan múltiples reuniones al mes, y en todas hay golosinas.
  • Siempre que te reúnes con tus seres queridos, hay montones de comida.
  • Te critican por comer ensaladas.

En principio, ceder a los antojos de vez en cuando no tendría que ser un problema. Es cierto que una vez al año, no hace daño. Sin embargo, el problema es que no nos enfrentamos a la presión social solamente una vez al año, sino múltiples veces al mes o a la semana. Esto significa que si cedes a la presión social cada vez que te enfrentas a ella. podría ser que arruines tu esfuerzos por bajar de peso o incluso que subas varios kilos de más. ¡Esa es la triste realidad!

Cómo resistir la presión de no comer saludable

¿Por qué nos presionan para comer en exceso?

Debes entender que la gente no te incita a comer para sabotear tus esfuerzos. Lo que pasa es que la comida representa muchas cosas para las personas.

  • En primer lugar, la comida puede ser una demostración de afecto. Por eso, tu mamá, tu abuelita o tu tía te insisten en que comas todo lo que te ofrecen. Incluso, pueden ofenderse si te niegas.
  • En segundo lugar, puede ser que la gente a tu alrededor se sienta insegura, envidiosa, o molesta con tus esfuerzos por mejorar tu físico. Esto no quiere decir que tengan algo en tu contra, sino que en realidad ellos se sienten mal por no tener la voluntad de hacer lo mismo que tú. Por lo tanto, te incitarán a comer o a abandonar el gimnasio para no sentirse tan mal.
  • Por último, puede ser que simplemente quieran justificar sus propios excesos y por eso te invitan a acompañarlos. Es decir, no quieren sentir que son los únicos que están cayendo en excesos.

Cómo resistir la presión de no comer saludable

¿Qué se puede hacer para combatir la presión social?

Hay varias maneras constructivas de quitarte la presión social de encima. ¡Fíjate bien en estas estrategias!

  1. No te quejes de tu dieta. No digas: “Ojalá pudiera comer eso” o “Se me antoja pero no puedo”. Esto solo es una invitación a la crítica, a la presión y a la sincera preocupación de las personas a tu alrededor.
  2. No dudes. Si te insisten en comer algo que no quieres, no digas: “No sé” o “Tal vez”. Eso incrementará la presión y terminarás cediendo.
  3. No critiques a los demás. Si tú ya tomaste la decisión de mejorar tus hábitos, felicidades. Sin embargo, eso no te da derecho de criticar los hábitos de los demás. No les critiques su comida ni su falta de actividad física.
  4. No presumas de tus logros y esfuerzos. Tal vez te sorprenda, pero a nadie le agrada escuchar que has perdido 20 kilos en menos de un mes o que te has hecho de un cuerpazo con tu rutina de ejercicio. Con eso solo provocarás críticas negativas.
  5. Di que te preocupa tu salud. No digas que ya no quieres verte gorda. Mejor di que tu médico te recomendó dejar de tomar refresco o que quieres evitar la diabetes. Si tus amistades te quieren, no te obligarán a que perjudiques tu salud.
  6. Menciona que tienes responsabilidades con otras personas. Por ejemplo, di que deseas estar más sana porque tus hijos se lo merecen, y que por eso te estás cuidando.
  7. Cambia la conversación y menciona algo positivo de tu régimen. Por ejemplo, si alguien comienza a criticar tu dieta, menciona una receta saludable que te queda riquísima.
  8. Di que algunos alimentos ya no te sientan bien. Si te quieren obligar a comer más pizza, di que el pan y el queso te han provocado dolor de estómago últimamente. O que si comes algo muy dulce, te da jaqueca. ¡Verás que ya no te insisten!
  9. Si es posible, llena tu plato con ensalada y vegetales. Y si alguien critica tu plato, diles lo mucho que te gustan las ensaladas. Es más, menciona que ahora son tu comida favorita e invita a que ellos las prueben.
  10. Minimiza tus esfuerzos. No presumas de tu dieta milagrosa y tu rutina de ejercicio. En vez de eso, solo menciona que has dejado de comer una que otra cosa, o que solo haces ejercicio de vez en cuando. ¡Y eso solo si te lo preguntan! Aunque no lo creas, esto genera interés en vez de envidia.
  11. Cuando tu amiga te insista en pedir un postre para compartirlo contigo, sugiere una alternativa más saludable. Incluso, podrías sugerir que fueran a otra clase de restaurante, como a uno vegetariano.
  12. Di que ya estás llena y punto. No lo pienses, solo di con firmeza: “Ya no, gracias. Ya estoy llena.” Si te insisten, repite la frase.
  13. Haz otra cosa que no sea comer. En lugar de sentarte a platicar y comer sin parar en cada reunión, levántate y baila o haz cualquier otra cosa. En lugar de reunirte con tus amigos solamente para comer, salgan a pasear.
  14. Antes de asistir a una fiesta o reunión, toma mucha agua y cómete una ensalada. Así, no tendrás el impulso de devorar todo lo que te ofrecen.
  15. Lleva tu propio platillo a la reunión. Si ya sabes que nadie prepara ensaladas en las reuniones, tú encárgate de ofrecer un alternativa saludable.

Cómo resistir la presión de no comer saludable

Recuerda que la mejor forma de mantenerte firme es tener una razón muy poderosa para cambiar. ¿Por qué quieres bajar de peso? Esa razón es la que te mantendrá motivada por cambiar aunque la gente a tu alrededor te presione para abandonar tus propósitos. ¡Si tú no te preocupas por tu salud, nadie más lo hará por ti!

¿Te han presionado para abandonar la dieta o el ejercicio? ¿Qué te parecen estos tips? ¡Déjame un comentario!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s