12 maneras de hacer ejercicio cuando tienes hijos

Una de las primeros obstáculos a los que nos enfrentamos las mamás cuando se trata de hacer ejercicio son nuestros queridos hijos. ¿Cómo vamos a hacer ejercicio si los niños exigen nuestra atención a cada momento del día? Es imposible, ¿cierto? ¡No! Te voy a compartir unos tips para que tus hijos no sean la razón de que abandones el ejercicio.

Read this post in English

Suscríbete para recibir más tips de dieta y ejercicio

Cómo hacer ejercicio cuando tienes hijos

Clic para compartir en Twitter

Suscríbete para recibir más tips de dieta y ejercicio

Te cuento que yo tengo tres hijos, todos de edades muy distintas: un chico de 18 años, un travieso de 8 años y una pequeña de 2 años. Además, también tengo que cumplir con el trabajo y las labores domésticas.

Con todo eso, ya tengo cinco años con una rutina de ejercicio establecida y gracias eso he podido bajar más de 25 kilos después de mi último embarazo. Por lo tanto, te aseguro que hacer ejercicio cuando tienes hijos es posible y factible.

Es muy importante que hagas ejercicio, ya que la actividad física disminuye las probabilidades de padecer enfermedades crónicas y sobrepeso. Además, también te ayudará a disminuir el estrés y prevenir el envejecimiento. ¿Qué más quieres?

Te voy a compartir las estrategias que me han ayudado a hacer ejercicio con todo y mis hijos encima. ¡Toma nota!

10 maneras de hacer ejercicio cuando tienes hijos

Cómo hacer ejercicio cuando tienes hijos

1. Aprovecha la mañana o la noche

Durante una etapa de mi vida, el único rato que tenía para hacer ejercicio era muy temprano por la mañana. Me levantaba a las 5:30 para hacer mi rutina con calma y sin distracciones. ¡Es cierto!

Es más, hasta me dormía con mis shorts y mi playera de ejercicio para no tener que vestirme cuando me levantaba. Fue un sacrificio, pero bajé más de 10 kilos durante esa temporada.

Si odias levantarte temprano, entonces espera a que se acuesten los niños y ponte a hacer ejercicio. En lo personal, yo no soy una persona nocturna, pero hay que aprovechar cualquier tiempo que haya disponible. Cuando termines tu rutina nocturna, date un baño relajante.

2. Planifica tu rutina

Es un gran error levantarte a las 5 de la mañana sin tener ni idea de los ejercicios que vas a hacer. Antes de empezar, tienes que planear lo que vas a hacer para que no lo estés pensando en el último minuto. Si planificas tu rutina, no vas a perder el tiempo y podrás empezar a ejercitarte en cuanto tengas un tiempo libre.

Busca en mis rutinas de ejercicio para que te des algunas ideas.

Cómo hacer ejercicio cuando tienes hijos

3. Realiza rutinas cortas

No necesitas horas para hacer una rutina de ejercicio efectiva. Lo único que necesitas es hacerlo con suficiente intensidad durante un corto período. Puedes hacer rutinas de HIIT (entrenamiento de alta intensidad a intervalos), las cuales solo te llevan 15, 12 o incluso 4 minutos.

Yo se que es difícil de creer que con menos de media hora al día puedas lograr resultados, pero yo ya llevo 25 kilos perdidos bajo ese esquema. Te digo que sí se puede.

Prueba con esta rutina para hacer en casa. ¡Verás que es corta pero bastante intensa!

4. Aprovecha las siestas

Cuando mi niña era pequeña, yo aprovechaba la hora de su siesta para hacer ejercicio. Le daba un toma de pecho y la acostaba. Luego, hacía mi rutina de 15 minutos y me bañaba. Cuando mi bebé despertaba, yo ya estaba lista para cuidarla de nuevo.

Cómo hacer ejercicio cuando tienes hijos

5. Utiliza los corralitos, las sillitas y los juguetes

A medida que creció mi bebé, su horario de siesta fue cambiando. Si no estaba dormida cuando yo quería hacer ejercicio, la ponía en su sillita o en su corralito con juguetes mientras yo hacía ejercicio.

Claro, hay que tener estrategia. El bebé no se va a quedar quieto si solo lo dejas son sus los juguetes. Deberás dedicarle unos minutos para que se anime a explorar los objetos antes de que puedas empezar.

6. No te sientas culpable de prender la televisión

La verdad es que cuando los niños crecen, se hace cada vez más difícil entretenerlos. Por eso, yo tengo todo un arsenal de vídeos que le gustan a mis hijos y que pueden ver mientras yo hago ejercicio. Siempre y cuando también tengan un rato de actividad física, un poco de televisión no les hace daño.

Cómo hacer ejercicio cuando tienes hijos

7. Usa la consola de tus hijos

Existen varios vídeo juegos que requieren que bailes o te muevas al compás de los personajes, como el Kinect para el Xbox 360, el Nintendo Wii Fit y el Playstation Move. La ventaja de esto es que puedes hacer ejercicio mientras te diviertes junto con los niños. ¡Todos ganan!

De hecho, yo empecé a hacer ejercicio utilizando un vídeo juego de baile en la consola de mis hijos. Es una manera sencilla y divertida de empezar a tener actividad física.

8. Incluye a los niños

Otra opción es incluir a tus hijos en tu rutina. Mis niños ya se acostumbraron a que mamá hace ejercicio, así que con frecuencia ellos buscan también participar en la rutina. En este caso, hacemos ejercicios sencillos que no requieren de mancuernas pesadas, como flexiones, sentadillas y abdominales.

En el caso de que tengas un bebé, puedes incluirlo como parte de tu rutina. Le va a encantar y verás que en realidad te vas a ejercitar de maravilla. Mira esta rutina con bebé.

Como a mi niña le encanta que hagamos ejercicios con pelota, le di una pelota más pequeña y adecuada para ella. Cuando hacemos una rutina juntas, nos divertimos mucho.

Cómo hacer ejercicio cuando tienes hijos

9. Vayan al parque

Para los niños mayores, es más divertido salir a jugar mientras tú te ejercitas. En lo que ellos suben y bajan por el tobogán, tú puedes hacer tu rutina de ejercicio o correr alrededor del parque. Esto es muy efectivo en especial durante las vacaciones escolares.

10. Ten apoyo

Si es posible, recluta a un par de amigas, hermanas, primas, vecinas o a la abuela para que te ayuden a cuidar a los niños mientras haces ejercicio. Solo será por un corto tiempo, y no todos los días. En realidad, solo es necesario hacer ejercicio durante 30 minutos, tres veces a la semana, para empezar a ver sus beneficios.

Es más, puedes pedirle a una amiga que te cuide a los niños un día y tú puedes cuidar a los de ella al otro día. Tener el apoyo de la gente a tu alrededor es básico para poder lograr tus metas.

Cómo hacer ejercicio cuando tienes hijos

11. Aprovecha las clases y las guarderías

Claro, lo más obvio es hacer ejercicio cuando los niños están en la escuela. ¡Eso es lo más sencillo! Otra opción es buscar un gimnasio donde tengan servicio de guardería. También podrías inscribir a tus hijos en una clase en el gimnasio y tú tomar otra en el mismo horario.

12. Pon reglas

Por último, es importante poner el ejemplo y que tus hijos vean que la actividad física es prioritaria. Por lo tanto, es bueno establecer un espacio para hacer ejercicio y reglas a seguir cuando se trata de tu tiempo para ejercitarte. Por ejemplo, puedes establecer un horario para que ellos hagan la tarea y tú hagas tu rutina, y todos deberán respetar ese horario.

Cómo hacer ejercicio cuando tienes hijos

¿Qué te parece?

Como ves, sí es posible hacer ejercicio cuando tienes hijos. Lo único que necesitas es designar un horario, una estrategia y un plan, y podrás empezar a ejercitarte. No dejes las cosas para después. El momento para cuidar tu salud y tu condición física es ahora.

¿Tienes hijos? ¿Haces ejercicio? ¿Tienes algún consejo para compartir? ¡Comenta!

Anuncios

Un comentario sobre “12 maneras de hacer ejercicio cuando tienes hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s