El mejor consejo que vas a recibir en la vida

Hola, amigas. En días pasados, mi familia y yo tuvimos que pasar por momentos muy tristes después de que Dios llamó a mi hermana a su lado. Este terrible acontecimiento nos ha afectado mucho, pero también nos ha dejado una valiosa lección de vida y valor.

Read this post in English

Suscríbete para recibir más tips de dieta y ejercicio

El mejor consejo que vas a recibir en la vida | Fabi Maravilla

Clic para compartir en Twitter

Mi hermana Diana luchó contra la leucemia con valentía y dignidad, pero su historia no se limita solo a eso. También vivió intensamente, bajo sus propios términos y persiguió sus sueños con gran entusiasmo y decisión.

Esta es la lección que me deja la vida de mi hermana. Si bien es cierto que su partida prematura dejó muchos proyectos inconclusos y sueños sin realizar, también es cierto que logró muchas de las metas que se propuso.

Ella viajó. Fue a Disneylandia, a París, a Nueva York, a Las Vegas, a Australia. Tuvo experiencias inolvidables. Caminó en el Gran Cañón, cantó en la Ópera de Sydney, se lanzó desde un avión, se hizo tatuajes. Estudió. Se graduó. Aprendió a hablar inglés, francés y alemán. Fue diseñadora, fotógrafa y maestra. Conoció al amor de su vida y se casó con él. Tuvo tantas amistades que no cabían en el salón donde la despedimos. 

Ella vivió como si no hubiera mañana. Y quizá para ella no lo había, pero eso ella no lo sabía. En un corto tiempo, logró hacer más cosas que mucha gente en una larga vida. 

Solo tenemos una vida, que tal vez sea corta o larga, pero hay que aprovecharla. Solo tenemos una sola oportunidad de vivirla. Por eso, hay que vivirla al máximo. Persigue tus sueños y alcánzalos. Realiza todas las metas que puedas antes de que llegue el momento de partir. 

Eso es lo que me enseñó mi hermana Diana, y es el mejor consejo que podría recibir en la vida.

¿Tienes algún sueño que te gustaría realizar? Compártelo en los comentarios.

Anuncios

2 comentarios sobre “El mejor consejo que vas a recibir en la vida

  1. Lamento mucho tu pérdida, y admiro incluso más tu capacidad para hablar con tanto cariño de un tema tan personal, sobre todo considerando que este es un sitio público. Te felicito por ser capaz de recordar con tanto amor la vida de tu hermana, y de inmortalizarla en tu blog.
    Tu hermana tuvo una vida que admiro, y la que aspiro a tener. No la conocí, así que no puedo decir lo siguiente con seguridad, pero por la forma en la que hablas de ella suena como una persona muy divertida y buena con la cual estar. Espero llegar a cumplir la mitad de cosas que ella consiguió en lo que dices haber sido un corto lapso de tiempo.
    Muchas fuerzas, y mil gracias por las palabras alentadoras del final.
    Que descanses en paz, Diana.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s