Por qué debes hacer ejercicio el día de hoy

Con toda honestidad, el ejercicio no es lo más fácil de hacer. Hay que levantarse temprano, arrastrarse hasta el gimnasio y soportar el sudor y la incomodidad durante un buen rato. ¡Es horrible! Pero por otro lado, hacer ejercicio es un verdadero privilegio para los que podemos hacerlo. ¿No lo habías pensado?

Read this post in English

Suscríbete para recibir más tips de dieta y ejercicio

Por qué debes hacer ejercicio hoy | Fabi Maravilla

Clic para compartir en Twitter

El hábito de hacer ejercicio no es el más sencillo de adoptar. Créeme, sé de lo que hablo. A pesar de que tenía bastante sobrepeso, me tardé años en decidirme a empezar.

Incluso entonces, tuve que luchar mucho para mantenerme en lo dicho porque hacer ejercicio implica mucha incomodidad. Fue muy incómodo levantarse a las 5 de la mañana para ejercitarse antes de tener que irse a trabajar y llevar a los niños a la escuela. Fue más incómodo saltar, brincar, correr y hacer fuerza después de pasarme años sentada en el sofá. Todo era terriblemente incómodo y sudoroso.

Pero a pesar de todo, no me di por vencida. Seguí haciendo ejercicio porque, sin importar lo adolorida y sudorosa que me sintiera, era peor sentirse tan mal físicamente. No podía jugar con mis hijos sin que me faltara el aire, no podía subir escaleras sin hacer un verdadero esfuerzo y tampoco soportaba verme al espejo.

¿Por qué debo hacer ejercicio el día de hoy?

No sé de quién es esta cita, pero expresa mi sentir acerca del ejercicio a la perfección.

Por qué debes hacer ejercicio hoy | Fabi Maravilla

Yo bajé 25 kilos con una alimentación saludable y ejercicio, y ha sido lo más difícil que he hecho en toda mi vida. Tuve que hacer muchas cosas difíciles e incómodas, pero cada gota de sudor ha valido la pena.

Hoy en día, tengo mejor condición física que cuando tenía 20 años. Puedo correr, saltar, y perseguir a mis hijos sin cansarme. Puedo hacer cualquier actividad física sin esfuerzo y también he aprendido a apreciar mi cuerpo más que nunca antes en mi vida.

Sin embargo, hay muchas personas que no pueden nada de esto. Tal vez no pueden porque su espalda y sus rodillas están lesionadas. Quizá tengan una enfermedad crónica. O puede ser que deban estar en cama y no puedan levantarse aunque quisieran hacerlo.

Y sin embargo, yo estoy saludable y puedo hacer ejercicio. Puedo levantarme todos los días y pasar un rato de sudor e incomodidad, y al otro día puedo sentir el dolor en los músculos y saber que es porque los estoy ejercitando.

Estoy muy agradecida por eso.

Hacer ejercicio es un privilegio que se le niega a muchos, así que debes estar agradecida si tienes la opción de ejercitarte. Aunque hayas pasado años sentada en el sofá, como yo, levántate y muévete antes de que sea demasiado tarde.

Da las gracias por tener la opción de hacer ejercicio, y luego aprovecha esa oportunidad. ¡No te vas a arrepentir nunca!

¿Te sientes agradecida por lo que puedes hacer con tu cuerpo? ¿O quisieras hacer más? ¡Comparte tus pensamientos en los comentarios!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s